25 de noviembre de 2013

Cuidemos la Tierra

Cuidar la Tierra no es algo romántico,
algo que está de moda
que queda bien en algunos ambientes.
Cuidar la Tierra es una respuesta de gratitud
ante tanto que recibimos, y todo regalado.


Pero muchas veces nos reconocemos
explotando más que cuidando.

Si ponemos la mirada en el futuro
caemos en la cuenta de que 
el maltrato de la Tierra nos trae
migraciones por falta o exceso de agua,
desplazamientos por desastres naturales no evitados,
escasez de recursos naturales,
mala distribución de los bienes y, por tanto,
desequilibrio en los niveles de vida,
ritmos de trabajo que no humanizan
y que impiden ver que nuestra vida
es una vida con otros.



Dios de la Vida, Dios de la Creación
nos invitas a disfrutar juntos, 
a tener una vida que posibilite a todos
crecer, desarrollarse, tener futuro, horizonte.


Cuidar la Tierra no es algo romántico...

El mundo es cosa de todos
y no sólo de unos cuantos, 
ponte las pilas y...
¡vamos a vivir la VIDA!