2 de febrero de 2014

Unos y otros... es un nosotros.

Abrir los ojos nos lleva a poner la vista más allá,
a acoger la vida propia y ajena,
a descubrir la diversidad en origen,
edad, cultura, experiencia, historia,
pensamiento, gustos, intereses,…

Y a la vez que se reconoce como diverso
se intuye que todo ello forma parte de mí
porque yo solo me entiendo con otros,
quienes posibilitan mi crecimiento,
pues aportan otros horizontes, otras posibilidades.

Vivir con otros se convierte poco a poco
en existir para otros
pues se reconoce que unos y otros no son solo palabras
sino diferencias, muros, distancias,
y no se vencerán hasta que unos y otros sea nosotros.