23 de marzo de 2014

El agua lo cambia todo - 3º Domingo de Cuaresma

"El que beba de agua que yo le daré, jamás volverá a tener sed. Porque el agua que yo le daré brotará en él como un manantial de vida eterna" (Jn 4, 5-42)